Problemas musculo-esqueléticos, enfermedades gastrointestinales, respiratorias, neuronales, renales, oculares, hepáticas, dermatológicas, endocrinas y hasta incluso psicológicas se pueden solucionar con la acupuntura.

Desde 1979 que saltó al estrellato la acupuntura, cada vez son más los pacientes de esta técnica complementaria heredada y milenaria de la medicina tradicional china, será que funciona.

La acupuntura, según la neurociencia, afecta los reflejos neurológicos y neurohumorales que reparan el funcionamiento normal de los tejidos; por esta razón se la considera una Pseudociencia.

Se pueden utilizar las agujas filiformes de acero inoxidable, aunque también las hay de otros materiales como el cobre, plata y oro. Se pueden emplear solas o con electricidad de baja frecuencia según la necesidad de la patología del caballo para generar la liberación de endorfinas y la activación de las neuronas dinorfinérgicas.

La variedad de la metodología en la acupuntura favorece la personalización y adaptabilidad según el caso de la dolencia de cada paciente. La estimulación de los acupuntos se lleva a cabo mediante tres métodos:

  • Aguja Seca
  • Moxibustión
  • Acuacupuntura o Electroestimulación

Hay doce meridianos principales que constituyen los trayectos energéticos que recorren el organismo del caballo. Los desequilibrios se subsanarán regulando dichos meridianos a través de la acupuntura para favorecer la circulación sanguínea. Los meridianos son responsables del bienestar del caballo son:

  • TAI YIN: meridiano del pulmón y bazo
  • YANG MING: meridiano del estómago e intestino grueso
  • SHAO YIN: meridiano del corazón y riñón
  • TAI YANG: meridiano de la vejiga e intestino delgado
  • JUE YIN: Meridiano del pericardio e hígado
  • SHAO YANG: meridiano de San Jiao y vesícula biliar

La acupuntura es altamente recomendable en caballos de competición para mantener un equilibrio sano entre la mente y el cuerpo, así como una forma eficaz de prevención haciendo así más difícil la aparición de cualquier enfermedad. Y en caso de enfermedad o lesión ya establecida, estaremos ofreciéndole al cuerpo una herramienta natural para llegar a la curación.

Es importante plantearse la pregunta ¿qué problema tiene mi caballo? para ofrecerle, siempre que sea posible, la mejor de las ayudas para interferir cuanto menos en el funcionamiento natural del organismo. La supervisión veterinaria, más que recomendable, es necesaria en todos los procesos respecto a la salud de nuestro caballo.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This

Suscríbete a nuestro Newsletter

Dsifruta de nuetra lista de mailing para recibir las últimas noticias y novedades de nuestro equipo.

Email

Te has suscrito a nuestro Magazine digital. Gracias!!!